¿Declaro o no declaro mis ganancias de internet?

Actualmente son muchos los blogueros, youtubers y vlogueros que a partir de su hobbys obtienen ingresos de la web. En algunos casos, solo consiste en obsequios y en otros cuantías económicas muy importantes.

A ojos legales, la situación es la misma. Todos deben declarar sus ganancias sean del tipo que sean y sea la cantidad que sea. Bien es cierto que cuando estas cantidades son pequeñas, en la mayoría de los casos no se tributa por ello, pero hay que tener en cuenta que tras la crisis estructural y la falta de liquidez de la hacienda pública, las inspecciones al respecto ha reclamado cantidades realmente irrisorias y se han impuesto por ello multas realmente cuantiosas.

Para cumplir religiosamente la ley, al inicio de cualquier actividad es preciso darse de alta en seguridad social, pagando religiosamente una cuota mensual que en el mejor de los casos comienza por unos 50€ y acaba llegando a más de 300€ generalmente.

Además de esto hay que darse de alta en el censo fiscal de actividades económicas, a través de la presentación del modelo 036 o 037, en el epígrafe de la actividad que corresponda con la actividad que se desarrolle. Habitualmente la actividad online va ligada a los epígrafes 844 (publicidad) y 769.9 (servicios digitales).

Con todo esto, se generan unas obligaciones trimestrales y anuales. Trimestralmente se debe declarar los ingresos y gastos y tributar por el 20% en caso de beneficios mediante el modelo 130. También cada 3 meses se declara el IVA de los productos o servicios consumidos y generados derivados de la actividad. Anualmente se deben presentar declaraciones informativas de IVA (modelo 390), el modelo 347 si se ha mantenido una relación con proveedor o cliente por más de 3000€ anuales y el modelo 349 en caso de que hayamos comprado o vendido a empresas con NIF intracomunitario.

Habitualmente realizar los trámites obligatorios es un paso muy complicado para alguien que no lo haya hecho nunca. Además como complicación añadida, está la variación constantes de las leyes de índole fiscal que afectan al empresario y que obligan a mantener actualizado estos conceptos para no incurrir en problemas con el fisco.

Es por tanto, la mejor opción contar con expertos fiscales que nos guíen y nos ayuden a dar los pasos firmes y sin miedos.

Asinco Abogados y Consultores cuenta con un equipo líder en el sector de la fiscalidad para asesorarte con herramientas digitales avanzadas para facilitar la gestión y compresión de tu actividad.

+info en 900160430

 

email

Deja un comentario