Situaciones laborales: lactancia y neonatos hospitalizados

Situaciones laborales: lactancia y neonatos hospitalizados

Las situaciones personales que rodean el embarazo y la maternidad cambian la vida de las personas, pero no sólo eso, también son, tal y como hemos visto, circunstancias laborales especiales. Por tanto, tanto los progenitores como la parte empresarial han de tenerlas muy en cuenta a la hora de regular la relación laboral a corto plazo, teniendo en cuenta las necesidades de ambas partes. Pues bien, veamos qué dice la ley respecto a dos de ellas: lactancia y neonatos hospitalizados.

La lactancia es un periodo que se contempla hasta que el bebé tenga nueve meses de vida. Los nuevos padres podrá disfrutar de una serie de facilidades sin reducción salarial:

  • podrán ausentarse una hora del trabajo, con la posibilidad de dividirlo en dos fracciones de tiempo. Pueden elegir entre esa opción o también se contempla la reducción en 30 minutos de la hornada laboral, pero en este caso, no se podrá aplicar ninguna combinación (bajo ningún concepto) que implique una reducción de jornada de una hora (salir o entrar una hora más tarde).En este segundo caso, el horario debe concretarlo la trabajadora y preavisar de su vuelta a la jornada ordinaria con 15 días de antelación.
  • En caso de parto múltiple, la reducción se incrementará proporcionalmente.
  • También es posible acumular las horas de lactancia. En este caso, contamos con dos posibilidades:
    • Que el convenio lo prevea: se acumulan según convenio.
    • Si no lo prevé, el acuerdo con el empresario se hace imprescindible.
  • ¿Cómo se calculan las horas de maternidad? Se calculan el número de días laborales que hay entre el final del descanso por maternidad y el momento en que el hijo cumpla nueve meses.
  • En este aspecto, cabe destacar que se trata de un descanso del que pueden disfrutar cualquiera de los dos progenitores, pero sólo uno.
  • Y aunque el inicio del mencionado periodo de lactancia no conlleva formalidades obligatorias, lo normal es que se haga por escrito, sin necesidad de que exista plazo para ello.

 

En el caso de los neonatos hospitalizados, es decir, cuando el bebé debe quedarse hospitalizado, se contemplan dos supuestos:

  • Es posible ausentarse una hora del trabajo sin reducción de salario y con justificación.
  • También se puede reducir la jornada hasta un máximo de dos horas con reducción de salario.

No obstante, para cualquier situación delicada te recomendamos que consultes con un experto, en nuestro caso, con nuestra asesoría online. 

email

Deja un comentario